Qigong

¿Qué es Qigong?

Técnica Milenaria basada en la Medicina Tradicional China y en las Artes Marciales.
Gimnasia para la salud apta para toda edad y condición física, destinada a potenciar nuestro bienestar y calidad de vida. Nos conecta con la naturaleza y sus ciclos, para cuidar nuestra salud y mantenerla en un estado óptimo. Al adaptarnos a los cambios que se generan, realizamos una prevención integral de nuestro salud.

 

OBJETIVO-BENEFICIOS DE UNA PRÁCTICA CONTINUADA

La mayoría de los occidentales resaltan más el entrenamiento del cuerpo, la parte física, mientras los orientales tienden a ocuparse también de la salud mental y espiritual.
Las personas que realizan muchos ejercicios físico y cuyos cuerpos aparentan estar fuertes no necesariamente están más sanas ni son más felices.
En la Medicina China, para gozar de una salud verdaderamente buena hay que tener en cuenta:

CUERPO SANO MENTE SANA (MENTE – EMOCIÓN) CIRCULACIÓN DE QI(CHI)=(ENERGÍA) CONSTANTE Y EQUILIBRADA

LA SALUD VERDADERA ES TANTO INTERNA COMO EXTERNA.

Para ello con el Qigong trabajamos los 3 planos que sustentan la existencia: Físico, Energético y Espiritual.

La práctica continuada, nos aporta:

 

PLANO FÍSICO:

Abarca muchas más opciones de las que su nombre ampara.

  • Destinada al cuido del cuerpo. Potencia el bienestar y calidad de vida. Salud y Buena forma.
  • Proporciona control del cuerpo, flexibilidad, agilidad, coordinación, buena postura, equilibrio, fortalecimiento óseo y muscular.
  • Recuperación más rápida de las lesiones.
  • Refuerza el sistema inmunológico, por tanto, nos volvemos más resistentes a las enfermedades. *La práctica mantiene en buena forma y funcionamiento todos los órganos vitales, limpiándolos y reparando los “deterioros” tan pronto ocurren.

 

PLANO ENERGÉTICO

DESARROLLO RESPIRATORIO – RESPIRACIÓN CONSCIENTE.

Con ello conseguimos:

  • Acrecentar la capacidad pulmonar, permite un mejor intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.
  • Mayor provisión de Energía.(Regular y Canalizar nuestra propia energía).
  • Aumenta la Vitalidad y Resistencia
  • Movilizamos la Energía de nuestro cuerpo para sanarnos, revitalizarnos y desarrollarnos espiritualmente.

PLANO ESPIRITUAL:

ABARCA: MENTE, TODAS LAS FUNCIONES EMOCIONALES. Además de la INTELIGENCIA, PALABRA, SUEÑO Y PENSAMIENTOS.

  • Mejora la atención, concentración y por tanto el aprendizaje.
  • Refuerza la memoria, imaginación y creatividad.
  • Aporta calma mental, quietud, desarrolla confianza en uno mismo y autoestima.
  • Equilibra las emociones.
  • Desarrolla una personalidad sólida y un sistema de defensa emocional en la vida cotidiana.