Vegetales del mar, ¿un antídoto para protegernos de los virus?